10 preguntas y respuestas en una entrevista de trabajo

Controla tus nervios en una entrevista de trabajo

Las entrevistas suelen ser estresantes, hay quienes se ponen muy nerviosos y quienes se ponen menos, pero es raro el caso en el que una entrevista nos deje indiferente, sobre todo si se trata de un puesto de trabajo que deseamos conseguir realmente.


Las entrevistas a las que se va por probar, practicar, etc. no suponen el mismo nivel de ansiedad, estrés o nerviosismo. El motivo es obvio, pues esas sensaciones aparecen cuando deseamos algo y en esas entrevistas no existe ese interés o necesidad de superarlas.
Ahora bien, hay que tener cuidado y reconocer qué tipo de acciones son las que nos pueden delatar más para tratar de evitarlas en la medida de lo posible, la mayoría son comportamientos o acciones que llamaríamos comunicación no verbal.
Quizá pienses que no tienes ninguna, pero por experiencia propia, ya que me pasa muy a menudo al analizar la comunicación no verbal de mis clientes, es que seguramente no seas consciente de hacer nada que refleje ese nerviosismo o ansiedad.
Es importante evitar estas acciones, porque suelen acentuarse o aparecer cuando se está incomodo o inseguro. En algunos casos extremos se está nervioso en toda la entrevista y el comportamiento no te delata más allá de los nervios, pero el problema está cuando ese comportamiento, gesto, movimiento, etc. se produce ante determinadas preguntas.
Ya he mencionado muchas veces que nos comportamos según pensamos y por ello hay que tener cuidado con las creencias que se tienen, ya que si pienso que estar desempleado un año va ha hacer que me rechacen, cuando me pregunten el motivo de finalización del último empleo y qué he estado haciendo este ultimo año, me pondré más nervioso de lo normal, quizá piense “ya está, se ha dado cuenta del tiempo que estoy desempleado” y claro, los nervios te delatan.
Lo peor es que el seleccionador percibirá ese cambio, y no entendiendo que es por tus pensamientos, pensará que ocultas algo, que quizá la fecha de finalización es falsa o simplemente dudará de la veracidad de tus palabras lo que finalmente hace que te puedan descartar.

¿Qué cosas pueden mostrar que estoy nervioso, ansioso, estresado, inseguro…?

Tocarse la cara, el pelo…
Es algo que normalmente nadie se da cuenta que hace, solo si te han dicho una vez que haces eso podrás fijarte y te darás cuenta de que es verdad. Normalmente se toca la cara, nariz, oreja, pelo, etc. y muchas más veces o de forma más acentuada ante preguntas que digamos provocan estrés o inseguridad. El único modo de evitarlo es detectar que se hace y ser consciente de ello ypracticar en situaciones que provoquen estrés, ansiedad, inseguridad, etc. para que intentemos evitar eso.
Juguetear con un objeto
Hay quien aconseja tener un boli en la mano para que así, al tener algo agarrado, se evite lo anterior. Bueno, lo que puede ocurrir es que el estrés y ansiedad se traspase al objeto elegido y este te delate igualmente. Lo que suele suceder es que se cae el boli, se rompe el objeto (ejemplo: papel), haces ruido con el objeto, etc. En una ocasión, me llamó la atención una persona que entrevistaba porque decidió tener un bolígrafo con capucha y durante el principio de la entrevista lo tenía en la mano de forma relajada, pero ante ciertas preguntas le quitaba el capuchón al boli y se lo volvía a poner haciendo un ruido. Al oír ese ruido varias veces seguidas se miraba las manos y dejaba el boli en la mesa, porque se había dado cuenta de que estaba mostrando sus nervios y además de con el gesto con el sonido. 
La mirada
Sobre las miradas hay muchísimo escrito, tanto que al final casi que es mejor no obsesionarse con ello. Que si se mira hacia abajo, hacia arriba, derecha, izquierda… es algo inconsciente y pueden afectar factores como la dominancia que tenga cada hemisferio de nuestro cerebro por lo que es un tema muy extenso que trataré más adelante. 
Sudar, ponerse colorado…
Las reacciones fisiológicas también son normales. Para evitarlas, en la medida de lo posible, se puede usar ese día desodorantes más fuertes, ropa oscura que disimule los cercos del sudor, etc. Si lo que sudan son las manos, llevar un pañuelo de tela dentro de un bolsillo y meter la mano en él para secarla con disimulo antes de estrechar la mano. El maquillaje es una buena opción más accesible a las chicas por pasar más desapercibido su uso.
Temblores, tartamudear…
Hay personas que literalmente tiemblan en la entrevista o tartamudean o que incluso se quedan enganchadas al tratar de hablar. Normalmente aquí se necesita mucha práctica para reducir este tipo de comportamiento. Un buen seleccionador tratará de calmarte, pero como no todos son así no puedes dejarlo en sus manos. La solución tratar de enfrentarte a situaciones incómodas para eliminar este comportamiento: hablar con desconocidos, ir a poner una queja, etc.
Hablar a un ritmo diferente
Normalmente se tiende a hablar de forma más rápida y acelerada. Esto tiene sentido porquenuestro cerebro se estresa y automáticamente da la orden de ir más deprisa para acabar cuanto antes con esa fuente de estrés. Aunque también hay casos en los que se habla mucho más despacio o dando rodeos porque no se puede pensar con claridad debido a la tensión.
Fuente: http://mejorartucv.com/

Trucos para buscar empleo

En rankia.com  incluyen unos trucos para que la búsqueda de empleo sea exitosa. Se basan en el proceso de selección que operan las empresas. En concreto estos apartados son los que comenta el autor del post como trucos  en primera persona:

Autoestima
Cuando uno pierde un empleo, o cuando uno vive en un trabajo bajo un ambiente hostil, la autoestima se viene abajo.  Si estás en paro, tener una baja autoestima no te servirá, pues irá en contra de tus intentos de encontrar empleo.  Podría imaginarse que sin autoestima uno se ve como si dijera "por favor, contráteme, se lo ruego" al ir a conseguir el empleo.  Eso no sirve.  Conseguir un empleo es vender el mejor producto del mundo: Tu trabajo.  Un vendedor no tendría éxito si usa la estrategia de ponerse de rodillas y decir "por favor, cómpreme algo, lo que sea, se lo ruego".
Cuando estás en paro es como si buscar empleo fuera tu trabajo, un trabajo que no paga un salario.  Mi horario de trabajo, para mejorar la efectividad, fue de 8 AM a 4 PM. 
  • De 8 AM al mediodía el trabajo es buscar empleo sin perder un instante. 
  • En la tarde me dedicaba a hacer cosas que te hagan sentir bien, que te suban la autoestima y que no requieran dinero. 
A primera vista parecía como pasar de vago la mitad del día, pero no era así.  La razón es simple.  En la tarde la gente ya está cansada y no te van a poner la misma atención.  Invertir tiempo en tu autoestima es esencial para conseguir el empleo.  Invertir en tu autoestima aumenta tus posibilidades de conseguir empleo.  Sin ella, serás como un soldado desarmado, amarrado de pies y manos en el campo de batalla.
La bitácora
Yo llevaba una bitácora con los días, las horas, y todos los datos que iba consiguiendo.  La bitácora debía ser una por empresa, de modo que abres la página y en un golpe de vista sepas todo lo que hiciste.  No hay nada peor que te llamen y digas "usted quería que le enviara el currículum, ¿verdad?" y te respondan "no, usted ya lo entregó, habló conmigo por un buen rato, ¿no se acuerda?".  Lo primero que pensarías sería "¡¡uups!!".  La bitácora te permite saber cuando, a que hora, hiciste qué.  Si te dieron números de teléfono o nombres, los anotas.  Como hablas por teléfono, el interlocutor no sabrá que estás leyendo.
Se muy ordenado y minucioso al llevar esta bitácora.  Se muy sistemático en tu búsqueda de empleo.
¿Adonde buscar?
Tras haber probado todas las formas convencionales, de ferias de empleo, sitios web de empleos, anuncios del periódico, vi que realmente no me traían mucho éxito.  Es que los mejores empleos no suelen salir a concurso público, excepto en contadas excepciones.  Mi experiencia al inicio de mi vida laboral con empleos de periódico me llevó a empleos donde todo estaba diseñado para fallar, pues por algo la gente no duraba en el puesto.
No es que no debas probar esas alternativas, sino que debes ir más allá.  ¿Adonde buscar entonces?  Es mejor buscar donde no están buscando.
Toma las páginas amarillas y busca un sector o tipo de empresa en el que te gustaría trabajar.  Saca una lista de empresas y números de teléfono para tu bitácora.  Empieza sistemáticamente a entregar currículum vitae impreso en cada lugar.  Es mejor que sea corto, dos páginas cuando mucho.  No hay nada mejor que dejar el currículum vitae convenientemente a la mano de un patrono al que se le ha ocurrido que necesita a alguien como tú.  Yo he visto ese tipo de casos. 
Tu pensarías que te ahorrarías unas pesetas si en lugar de imprimirlo y entregarlo en físico, lo enviaras por correo.  Si hay 150 correos diarios entrantes, serás uno más, y es probable que en el improbable caso de que los vean todos, muchas veces querrán imprimirlo para analizarlo, cosa que requiere de un esfuerzo.  Mejor te saltas la fila y lo entregas impreso.
El currículum vitae es tu tarjeta de presentación, no desperdicies el espacio con datos personales, como estado civil, dirección, o incluso foto (no poner foto te ahorrará dinero).  Lo que ocupas es un teléfono y una dirección de correo.  Es que en los departamentos de recursos humanos discriminan a la gente basándose en la impresión.  Escuchas frases absurdas para desechar currículum vitae como "esta no, porque se nota en la foto no lleva sostén" o "esta persona vive demasiado lejos" o "está demasiado bonita y va a desconcentrar a los demás" o "es demasiado feo y no va dar buena impresión a los clientes" o "si esta consigue empleo se va a embarazar porque está casada" o "ya está muy viejo".  En otras palabras, cada dato de más que pongas puede reducir tus posibilidades.
¿Cómo saber lo que quiere el que contrata?  Realmente ir a buscar trabajo es como buscar pareja.  Todo el mundo quiere algo distinto, y lo que para unos parece muy bueno, para otros puede no serlo.  No hay recetas.  En todo caso, sí hay algunos consejos generales a seguir para ir a la entrevista: How To Best Prepare For Your Job Interview
Lo que debes evitar

Hay quienes se aprovechan de la gente necesitada.  Ten cuidado con ofertas maravillosas de empleo en sitios lejanos, que podrían ser traficantes de inmigrantes esclavistas, o narcotraficantes o malas compañías de algún tipo.  Si algo es demasiado maravilloso para ser cierto, probablemente así es.
Hay quienes te engañarán y tratarán de cobrar por conseguirte un empleo, o incluso hay gente sin ética que organiza ferias de empleo y cobra, o empresas que asisten a ferias de empleo sólo por dar una imagen aunque no ocupen personal.
En las escuelas de negocios suelen aconsejar a sus graduados que hagas lo siguiente:
  • Cuida la elaboración de tu currículum vitae.  Si tienes varias áreas en las que eres fuerte, quizás te convendría hacer varios currícula vitae en lugar de uno, donde se enfatice alguna de tus especialidades o fortalezas.
  • Mantente activo en la red social LinkedIn.  Es una red social donde un profesional se puede dar a conocer.  En lugar de tratar de poner mucho material en la red social, sería bueno que veas videos sobre personal branding, que te ayudarán a mercadearte mejor.  Recuerda que en la red social se puede cometer errores, así que el que mucho habla mucho se equivoca.  En esas redes, simplemente trata de ser relevante en tus aportes.
Claro, yo no soy muy amigo de las redes sociales, pero debía cumplir con darte esos consejos que dan en importantes escuelas de negocios.  No puedo dar fe de cuán efectivos son esos consejos.
¿Cuánto esperar?
En condiciones de crisis moderada normalmente las cifras son así.  Por cada 100 documentos de currículum vitae que envías, tendrías unas 10 entrevistas y un empleo.  He visto gente que vive en el mundo Barbie que se desmoraliza diciendo "es que ya envié 15 y todavía nada".  Un vendedor excepcionalmente exitoso generalmente obtendrá un 13% de éxito, aunque no lo creas.  Así que si logras un 10% de entrevistas y de las entrevistas un 10% de empleos, habrás tenido éxito.
Recuerda que las empresas no tienen prisa en contratar, así que lo que puedes hacer es dar seguimiento cada una o dos semanas, usando tu bitácora.   Cada 6 meses reenvía tu currículum vitae.  Hay empresas que tienen como política desechar los currículum vitae viejos.  Puede que tengas suerte y el primer mes te contraten, pero no te hagas ideas y celebra sólo cuando te digan que estás contratado, porque lo normal es que uno busque por meses, principalmente en situación de crisis.
A veces uno intenta estrategias ad hoc.  Recuerdo hace años que intenté 3 veces ingresar a una compañía, hasta que a la tercera lo logré.  Conocí a alguien que lo había logrado al quinto intento.  Eso significa que aunque te digan que no, siempre podrías terminar trabajando en esa compañía.
La entrevista de trabajo
Ya habrá tiempo para demostrar tu buena ejecutoria, buscar empleo es un asunto de impresión.  Buscar empleo se parece a cortejar.  Sólo que no cortejas a una pareja, sino que buscas vender una idea muy específica.
Al esperar por tu entrevista puede haber muchas personas, desde una decena hasta varios cientos, y eso es algo deprimente.  Lo que debes recordar es que si el trabajo es para tí, lo será.  Eso sí, sólo hay una oportunidad para dar una buena primera impresión, en los primeros minutos de interacción.
Cuando estés en la entrevista, debes recordar que el entrevistador no es un servicio de consejería, ni un psicólogo, sino que es alguien a quien tratas de venderle una idea.  No cometas el error de deshacerte en sinceridad acerca de tu amarga situación actual, ni le cuentes del exjefe gritón e irrespetuoso, no le cuentes tus angustias, ni incurras en actividades de catarsis emocional.
Todo entra por los ojos, así que trata de vestir lo más elegante e impecable que puedas.  Aféitate el bigote y la barba, da mejor impresión el que no tiene pelos en la cara. 
Aunque tengas la mejor presentación del mundo, si estás nervioso, eso se notará, y no sólo se nota, sino que te hará hacer el ridículo.  Tu lenguaje averbal dice más que el verbal.  Necesitas llegar con naturalidad, pero no con exceso de confianza.  Se trata de presentar "buena vibra". Investiga el término "personal branding" en YouTube para que veas cómo proyectar una mejor imagen de ti mismo.
Todos los patronos buscan cosas distintas, así que no hay recetas fijas.  Tendrás que adaptarte a la situación. El problema que tendrás es que en las entrevistas de trabajo siempre se fijan en cosas que no tienen nada que ver con lo que necesitan en un trabajador.  Se fijan en la apariencia, el físico, lo que dices, cómo lo dices, tu expresión corporal.  Es como un concurso de belleza, más que un examen de habilidades y destrezas, donde te juzgarán bajo los criterios más absurdos, y cuando hables y te muevas, y respondas preguntas, te juzgarán con los mismos criterios superficiales con que se juzga a una concursante en la TV.  Es de lo más absurdo pero así funciona.  Prepárate bien para el absurdo, a menos que tengas amigos que te puedan conectar más directamente.
A veces hay empresas que buscarán a los más elegantes, otras buscarán a los que tienen una apariencia más casual, todo depende de la cultura organizacional y la idea que tengan de como el vestuario refleja características del candidato.  Sí es muy molesto que busquen cosas diferentes.  Es igual que tener pareja, pues aunque te creas experto y creas saber lo que hay que hacer por haber tenido una pareja, en la siguiente comienzas de cero.
A veces hay situaciones donde te preguntarán cosas que van en contra de tus intereses, como "¿cuál considera que es su mayor defecto?" y tendrás que usar tu astucia, para mostrar tus virtudes como defectos, "mi mayor defecto es que me gusta trabajar hasta terminar las cosas", "oiga, pero ese no es un defecto", "para mi sí lo es, porque me quita tiempo para estar con mi familia".  Si sobrevives a las primeras 3 preguntas hostiles, las siguientes serán más fáciles.
¿Cómo saber si lo estás haciendo bien?  Normalmente deberías escuchar el doble de lo que hablas.  Si tu interlocutor habla mucho más que tú, vas por buen camino, y tendrás que encontrar el momento para cerrar el trato.  Para esto no hay recetas, pues incluso a los vendedores les cuesta determinar cuándo es el momento.
El significado del desempleo
Yo me preguntaba por el significado existencial del desempleo, para encontrar lo que se podía aprender y no padecerlo nunca más.  Es que si la vida lo pone a uno a hacer algo, o a no hacerlo, debía tener algún sentido.  Entendí que cuando estaba desempleado era porque no tenía paz interior, no me estaba reconectando con mi estado más sereno, con "la parte divina de mi" (otros lo llaman el alma o incluso la conexión con Dios por medio de la meditación o la oración).
Al no tener paz, la vida lo separa a uno del mundo, para recluirte en una especie de monasterio llamado desempleo, para que ganes paz.  irónicamente el desempleo quita la paz, de modo que nadas contra corriente.  Mi experiencia me dice que hasta que no encontrara paz, no iba a tener empleo.  A nivel menos existencial eso tenía una razón y era que sin paz no iba a proyectar una buena imagen.