Empleo 2.0 . Buscar y hacer que te busquen


Las cuatro funciones del empleo 2.0: buscar y hacer que te busquen
1. Buscar recursos en Internet: buscar información, oportunidades y ofertas de empleo en la Web 
Es la función más convencional porque generalmente no se trata estrictamente de una estrategia 2.0 de desarrollo o búsqueda profesional sino del uso de Internet como un canal más para encontrar información o realizar una candidatura profesional, tal como lo harías en la tienda de la esquina o en la empresa de un polígono industrial donde dejas tu curriculum. De hecho, ambas, tienda y empresa podrían de hecho disponer de una website que permite recoger esos currículos.
Esta búsqueda de recursos y empleo en Internet utiliza los conocidos portales ya existentes antes del boom de las redes sociales, como los generalistas Infojobs.net o Infoempleo.com; y servicios de empleo nacidos en o con las redes, que generalmente han adoptado una cultura 2.0 basada en la conversación con sus usuarios y clientes, el crowdsourcing y una cierta tendencia a la especialización, como es el caso de Wiseri, centrado en la intermediación profesional en el ámbito TIC.
Los buscadores de información que ofrece Internet, han facilitado enormemente la localización y el acceso a los contenidos, pero también exigen nuevas habilidad en la verificación del valor y fiabilidad de la información encontrada. A los buscadores generalistas como Google se le han añadido buscadores verticales o especializados ofrecidos por las nuevas redes y servicios: Twitter, Linkedin, Delicious… Hasta Facebook está intentando ofrecer una búsqueda más eficiente de información entre sus cientos de millones de perfiles.
2. Hacer networking 2.0: buscar personas y participar en la ‘conversación’ 
Un gran parte de las oportunidades se encuentran por contactos, es el famoso networking que nos permite descubrir personas y profesionales de interés, especialmente en Twitter y Linkedin. La ‘conversación’ es uno de los elementos que mejor caracterizan la Web 2.0, la posibilidad de contactar y compartir información, contenidos y debates con cualquier persona en el mundo.
Como he definido alguna vez, la reputación profesional consiste en estar en la mente de las personas que quieres que te contraten, y en la construcción de esa reputación la conversación tiene un papel fundamental.
3. El verdadero empleo 2.0 es hacer que te busquen.
Lo hemos dicho, utilizar Internet y las redes como canales de búsqueda puede ser efectivo pero no es una nueva forma de hacer las cosas. La eficiencia 2.0 se basa en crear contenidos y en compartirlos para generar el posicionamiento que haga más probable que te encuentren, junto a la generación de una marca y reputación digitales que hagan valorar a tus potenciales clientes los servicios y productos que quieres prestar o vender. El networking es el elemento conector y potenciador de todo el proceso.
Una estrategia 2.0 basada en crear, compartir y conversar, no en pedir o solicitar, no es ir-a-por-ellos sino que-vengan-a-por-ti. Implica en muchos casos un escenario de medio largo plazo, de ahí que usar Internet en su ‘versión rápida’, solo como canal de búsqueda o como escaparate y no como una conversación, suela ser tan tentador como poco efectivo. Es cierto que cuando un profesional, un producto o un servicio son especialmente útiles o interesantes, pueden encontrar difusión natural y a corto plazo en las redes sin la necesidad de estrategias especiales, eso que se llama ‘viralidad’. Pero es que gracias a la cultura y los recursos 2.0, elaborar contenidos buenos y compartirlos es per se una estrategia, la más sencilla y potente y, por eso, la más difícil.
4. Desarrollo en profesiones y sectores típicamente 2.0.
Las personas interesadas en desarrollar su carrera profesional en entornos y ocupaciones especialmente relacionadas con Internet y las redes sociales es obvio que deben generar una estrategia específica y concentrada en la Web 2.0 para buscar los empleos y oportunidades profesionales relacionados: ocupaciones “social media”; comunicación y periodismo; analítica Web; programación y desarrollo Web, etc.
Fuente: yoriento.com

Claves para encontrar empleo como profesor en el extranjero


A día de hoy son muchas las personas que han estudiado o estudian una carrera relacionada con la educación, ese maravilloso trabajo que deja huella en el futuro de los alumnos .
Encontrar un trabajo relacionado con la educación no es tan díficil si nos lo proponemos de buena manera ya que son muchas las posibilidades que tenemos para trabajar como educador/profesor, no sólo encontramos la opción de ser profesores en un colegio. Una gran ventaja para los profesores/educadores es la posibilidad de que pueden ejercer en todo el mundo (eso sí, dependiendo del idioma que podamos hablar).
Hay un sin fin de opciones para poder trabajar en este campo, por ejemplo; academias, clases particulares, formación online, escuela pública o privada, instituto público o privado, como profesor de universidad, voluntario, profesor en actividades culturales, profesor para personas mayores o incluso en hospitales, residencias, circos y demás que se me puedan escapar en este momento.
En la red podemos encontrar numerosos portales web para la búsqueda de este tipo de empleo, incluso podemos encontrar web más específícas como es el caso de TodoEle.net,  un espacio para profesores de español como lengua extranjera y segunda donde encontrarás información, materiales y recursos par la enseñanza del español entre otras cosas.
Si queremos encontrar un trabajo fuera de España, recomiendo visitar algunos de los siguientes portales web de empleo en educación, eso sí, ten encuenta algunos factores o trucos a la hora de hacer la búsqueda de empleo en diferentes países, tales como el idioma, intenta usar la lengua del país en el que estás buscando. Para España, por ejemplo, buscamos profesor, escuela. Para países aglosajones buscaremos teacher, school, y así dependiendo del destino al que vayamos.
A continuación dejo una serie de portales donde podrás buscar empleo. Muchos de ellos están solo en inglés.

Fuente: www.trabajarporelmundo.org

Bonificaciones al empleo juvenil


Altos cargos del Ministerio de Empleo se reunieron este lunes con representantes de los agentes sociales (sindicatos y patronal) para avanzar en la negociación del Plan de Emprendimiento y Empleo Juvenil. Un plan que incluye cien medidas, de las cuales quince se pretende que constituyan un plan de choque que tenga efectos inmediatos en el empleo de los jóvenes, cuya tasa de paro supera el 55% según la última Encuesta de Población Activa (EPA).
El plan, sobre el que no hay un acuerdo definitivo por lo que podría sufrir modificaciones, contempla estímulos a la contratacion de jóvenes como la bonificación del contrato a tiempo parcial cuando esté vinculado a la formación para menores de 30 años sin experiencia laboral o con experiencia en otro sector. Las cotizaciones a la Seguridad Social se reducirán durante el primer año en función del número de trabajadores (75% de reducción para las que tengan más de 250 trabajadores y bonificación del 100% para el resto). Se deberá compatibilizar el empleo con formación acreditada, la jornada será como máximo del 50% de la jornada ordinaria a tiempo completo. Además, habrá un contrato en prácticas para el primer empleo de menores de 30 años con una reducción del 50% en la cuota a la Seguridad Social; este contrato se realizaría tras un contrato para la formación en la misma empresa.
Otro de los incentivos que está sobre la mesa es una bonificación de 500 euros al año durante tres años y de 700 euros en la contratación de mujeres cuando se transformen los contratos eventuales de menores de 30 años sin experiencia en contratos indefinidos.
El plan incluye medidas para incentivar el autoempleo como la tarifa plana de sólo 50 euros durante los primeros seis meses, la compatibilización de la prestación por desempleocon el alta en el régimen de autónomos durante seis meses y la ampliación desde los dos años actuales a cinco años del periodo para la reanudación del cobro de la prestación por desempleo. También se ampliarán las posibilidades de capitalización del desempleo. Asimismo, se estudia que los jóvenes emprendedores que contraten a parados de larga duración disfruten también de bonificaciones en estas cotizaciones.
Formación
La ministra de Empleo acompañó el lunes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la cumbre germano-española donde se trató el problema del desempleo y la formación profesional. Precisamente, en el plan de empleo juvenil se incluyen medidas para facilitar la obtención del título de secundaria a los jóvenes que abandonaron sus estudios para trabajar. Los alumnos que consigan la titulación obtendrían una ayuda o beca. Además, los Servicios Públicos de Empleo deberán ofertar un programa específico de formación profesional para el empleo de los menores de 30 años con acciones dirigidas a obtener los certificados de profesionalidad y acciones formativas que incluyan compromiso de contratación.

Los sectores que siguen creando más empleo


España se ha convertido en un erial para el empleo, un país en el con muy pocas opciones para empresas y empleados. Los impuestos son cada vez más altos, las ventas cada vez más bajas y la financiación igualmente escasa. Sin embargo, hay sectores que parece que se crecen con la adversidad, pequeños oasis de creación de empleo que brillan con luz propia en un país donde el año pasado se destruyeron 850.000 empleos y el paro alcanzó a 6 millones de personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA).
Por ejemplo, en la misma EPA se puede ver que, a lo largo de 2012, 28.900 personas se incorporaron a puestos de asesoría jurídica y contabilidad (la masa laboral creció un 10,1%), 17.800 a la industria del espectáculo (un 38,4% más) y 15.600 a actividades deportivas (un 10,6% más).
Este cambio se debe en gran medida al trasvase de efectivos desde el sector secundario al terciario, pero también al impulso de la contratación pública que sigue estando vigente en determinadas áreas. Así, el empleo en organismos extraterritoriales ha crecido un 28,8%, sumando 1.700 empleos. Ejemplos de la vitalidad del sector terciario son las 11.500 personas se introdujeron en la prestación de servicios personales en 2012 (un 4,4% más) y las 2.300 se dedicaron a servicios auxiliares y administrativos para empresas (un 3,2% más que en 2011).
Sin embargo, eso no significa que los sectores más tradicionales hayan perdido fuerza. De hecho, muchos se están reinventando. Es el caso de la pesca, que avanza 2.100 empleos (un 2,1% más), gracias a la pujanza de los acuíferos. El sector primario es uno de los que menos empleos ha perdido desde el comienzo de la crisis (un 9,2%), ya que muchos de ellos son seguros, aunque las rentas sean bajas.
También resulta significativo el crecimiento de las industria del papel, con un aporte de 8.900 empleos, un 24,4% más en un año en el que la gallega Ence se ha consolidado como la mayor productora de celulosa de Europa gracias a la explotación del eucalipto. Junto a la rama del caucho y el plástico, que suma 6.500 puestos de trabajo a la economía española y el sector de las artes gráficas (2.400), se trata de prácticamente la única excepción para las maltrechas manufacturas españolas y apenas consiguen mitigar un desplome de 145.600 empleos (un 6,4%).
Por otra parte, muchos sectores están teniendo éxito a pesar de la coyuntura debido que han cobrado mucho interés recientemente. Por ejemplo, la recogida y el tratamiento de aguas residuales aumentaron la cantidad de puestos de trabajo un 17,9% y en las actividades de descontaminación y otros servicios de gestión de residuos el empleo se disparó un 47,2%, pero apenas sumaron 4.400 ocupados más entre ambas. El suministro de energía eléctrica y gas y la captación, tratamiento y distribución del agua también crecen por encima del 6% respecto al año anterior y aportan 7.500 nuevos empleos.
Reír cuando todos lloran
Cuanto más se agrava la crisis, también están proliferando empresas que contribuyen a hacer más barata la vida para los demás. Es el caso del mercado de alquiler, tanto de bienes de producción como de inmuebles, donde el empleo avanzó un 47,2% en 2012. Gracias a este crecimiento, hay 12.900 personas más trabajando en el sector, lo que supone el mayor avance porcentual registrado en la EPA.
En la misma línea se han movido las contrataciones en otras ramas del sector servicios, como las actividades auxiliares a los servicios financieros y seguros, que en ocasiones sirven para abaratar el coste del producto, con un avance del 14,1%, lo que supone un incremento de 5.100 ocupados. Finalmente, hay 4.400 personas que se dedican a arreglar ordenadores porque muchas personas dudan a la hora de comprarse uno nuevo, lo que supone un avance del 10%.
En el sentido contrario, también han triunfado otros sectores que se dedican a los bienes superiores, aquellos que no se suelen reclamar hasta que no están cubiertas las necesidades básicas. Es el caso, por ejemplo, de las actividades veterinarias, que se anotan un avance del 12,23% en un año y un 40,7% desde 2008, lo que supone 2.300 nuevos empleos en 2012.
La ocupación derivada de las actividades de agencias de viajes, operadores turísticos y servicios de reservas también se ha incrementado por razones similares (1.900 empleos), con un ascenso del 3,58% en 2012, pero ha mejorado sensiblemente en el último trimestre del año, donde se apunta un crecimiento del 13,6%.
Los servicios de jardinería son otra muestra de este tipo de puestos de trabajo, con un avance del 2,13% en 2012 y la creación de 11.100 empleos.
Por último, también se produce un importante avance en dos servicios en los que España es una gran exportadora, sobre todo a América Latina: telecomunicaciones y edición de publicaciones. En el primer caso, la EPA registra un aumento del 5,8% (7.400 empleos), mientras que en el segundo es del 4,5% (2.500 puestos de trabajo).
Estos treinta nichos de empleo han generado en total 196.000 puestos de trabajo. Sin embargo, el avance de todas estas ramas de la actividad juntas no sirven para compensar el espejismo de la construcción, que en 2012 perdió 203.000 empleos y acumula un desplome del 59,8% desde que empezó la crisis.
También en 16 de las 23 manufacturas industriales los datos de empleo se precipitan por la senda de los números rojos con una caída media del 6,4%, dos puntos más que la pérdida total de empleo. Dentro de este sector, las pérdidas más acusadas han sido para la industria del cuero, la de productos minerales no metálicos y la de la madera, todas ellas con caídas por encima del 20% debido, en gran medida, a la deslocalización de las industrias menos competitivas.
Otros sectores muy afectados por la caída de la demanda han sido la hostelería (111.300 empleos) y el comercio (97.700), con desplomes relativos que ascienden al 15,9% y al 10,6%, respectivamente. Fuente: Diario Expansión.