Países que sí crean empleo



Alemania, sí, pero no solo. Es cierto que el país más poderoso de Europa sigue demandando empleo en cantidad; el portal de movilidad laboral europeo Eures muestra hoy más de 1,2 millones de ofertas de trabajo vacantes en todo el continente y, de ellas, más de 400.000 provienen de Alemania.
Aunque también hay oportunidades laborales en otras regiones. Por ejemplo, Escocia. Su Gobierno ofrece una salida laboral a través de la iniciativa 'Talent Scotland', diseñada para promover esa región británica como lugar para vivir y trabajar. En estos momentos, hay empresas que ofrecen en ese territorio puestos vacantes en los sectores de ciencias de la salud, 'software' y electrónica, energía y servicios financieros.
Empresas como Royal Bank of Scotland, Amazon, Morgan Stanley, Lifescan o Lloyds Banking Group demandan profesionales con experiencia, con formación universitaria y, obviamente, un buen nivel de inglés. Según Hazel Sinclair, directora de 'Talent Scotland', la conciliación de la vida laboral y personal, un buen nivel de satisfacción en el puesto de trabajo y unas condiciones laborales flexibles son algunos de los atractivos de trabajar en la región, «lo que refleja el doble atractivo de Escocia como un lugar que ofrece al mismo tiempo un fantástico estilo de vida y unas buenas perspectivas profesionales para las personas con experiencia en estos sectores».
Adecco Professional, la división del grupo Adecco dedicada a la selección de perfiles cualificados, y el portal de ofertas laborales Infoempleo han realizado una encuesta a más de 3.000 españoles sobre movilidad laboral. ¿La conclusión? Seis de cada diez estaría dispuesto a emigrar en busca de una oportunidad laboral. Los países más valorados son Alemania y el Reino Unido, seguidos de Estados Unidos y Francia, «países con un tejido empresarial e industrial muy consolidado y que ofrecen muchas posibilidades de desarrollo en todos los sentidos», dicen desde Adecco. Pero también están presentes países con unas condiciones laborales envidiables, como Suecia, Noruega, Finlandia, Canadá u Holanda.
Acrónimos ganadores
Los países emergentes también son una opción que hay que tener en cuenta a la hora de plantearse una carrera laboral internacional. Desde hace unos años se habla de los BRIC -Brasil, Rusia, India y China-, un grupo de países emergentes con economías cada vez más consolidadas. Pero esta clasificación ha sido superada por otras, como los EAGLE (águilas), cuya denominación está formada por las siglas de 'emerging and growth-leading economies'.
Este grupo, analizado en profundidad por BBVA Research -el servicio de estudios económicos del banco BBVA-, estaría formado por China, India, Brasil, Indonesia, Corea, Rusia, México, Taiwán y Turquía. Se trata de un grupo de países cuya contribución al crecimiento económico mundial en los próximos 10 años se espera que sea superior al promedio de las economías industrializadas líderes, los países del G7. Se prevé que estos nueve EAGLE contribuyan en un 58% al crecimiento económico mundial de aquí a 2021, contrastando con el 16% de los países del G7.
Hay que tomar, en cualquier caso, buena nota de todos ellos. Según los últimos datos del Censo Electoral de Españoles Residentes en el Extranjero (CERA), que elabora el Instituto Nacional de Estadística, son ya más de 350.000 los españoles que se han marchado fuera de España desde que empezara la crisis, allá por 2008. Fuente:  Las Provincias

Emprender en Europa



Europa está impulsando cada vez más el fomento del espíritu emprendedor a través de sus políticas de empleo, económicas y de educación.

¿Cómo potencia Europa el espíritu empresarial?

Con el fin de incrementar la innovación, competitividad y la creación del empleo, Europa ha abierto tres frentes de acción para:
  • Derribar las barreras que obstaculizan el crecimiento y el desarrollo empresarial.
  • Equilibrar los riesgos y recompensas de la iniciativa empresarial.
  • Crear una sociedad que valore la iniciativa empresarial.
En relación con la Administración se pretende:
  • Racionalizar los procedimientos administrativos y reducir la burocracia.
  • Mejorar la calidad y la claridad de la legislación.
En relación con la financiación se pretende:
  • Promover avales crediticios, en particular para las nuevas empresas, y los micropréstamos.
En relación con los servicios de apoyo y la formación se pretende:
  • Mejorar la calidad general de los servicios de apoyo.
  • Crear estructuras de apoyo (ventanillas únicas) más sencillas y de fácil acceso.
En relación con la formación en el espíritu emprendedor se pretende:
  • Garantizar la educación en espíritu emprendedor en centros educativos y universidades.
  • Impulsar la formación y apoyo de los profesores.
  • Favorecer el contacto de los alumnos con el mundo empresarial.

Sitios de interés relacionados con la empresa en Europa

1.- Portal Europeo para la PYME: A través de este portal podrás encontrar información sobre iniciativas de la UE para fomentar la creación de empresas en la UE, fuentes de financiación de la UE para PYMES o cómo hacer negocios en otros países de la UE. Portal Europeo para la PYME. 
2.- Panel de consulta de las empresas europeas: Es una herramienta a través de la cuál la Comisión Europea asesora directamente a las empresas sobre la legislación y las nuevas iniciativas que puedan afectarles. Panel de consulta de las empresas europeas. 
 3.- Red Europea para las empresas ofrece soluciones concretas y efectivas a emprendedores y a compañías en más de 40 países. Este servicio tiene el objetivo de convertirse en la ventanilla única de información en cada estado miembro para las PYMES y empresas en la UE. Red Europea para las empresas. 

Preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo


En una entrevista de trabajo, siempre hay preguntas impredecibles y otras muy comunes. Tienen como objetivo:
  • Conseguir información directa y auténtica sobre tu trayectoria profesional y personalidad.
  • Averiguar la adecuación de tu perfil a la empresa y al puesto ofertado.
A continuación, encontrarás un listado de preguntas que suelen ser formuladas en cualquier entrevista de trabajo. Para las más comunes de entre todas, te sugerimos una posible respuesta.
Te aconsejamos que no acudas a ninguna entrevista de trabajo sin haberte preparado previamente la respuesta a estas preguntas. Prepara tus respuestas de manera coherente con tu forma de ser y actúa con naturalidad y sinceridad.
  • Preguntas sobre tu formación
    • ¿Qué te parece la carrera que has estudiado? ¿Por qué estudiaste esa carrera?
      Realiza un balance positivo y enfoca la respuesta de manera que se resalten los conocimientos y competencias más acordes con el puesto al que optas. Apunta lo a gusto que estás con tu elección, las actividades complementarias y trabajos realizados, prácticas, etc.
    • ¿Qué asignaturas te gustaban más/menos y en cuáles sacabas mejores/peores notas?
    • ¿Cuál fue la experiencia más gratificante durante tu vida como estudiante?
    • ¿Tuviste algún puesto representativo durante tu tiempo de estudiante (delegado de curso, miembro de una asociación...)?
    • ¿Piensas ampliar tus estudios de alguna manera?
  • Preguntas sobre tu antiguo trabajo, jefe o colegas
    • ¿Por qué cesaste en el anterior trabajo? ¿Por qué quieres cambiar de empresa?
      En ningún caso comiences a criticar a tu antigua empresa, jefes o colegas. Si lo haces, el entrevistador podrá pensar que no eres una persona de fiar. Apuesta por la carta de "quiero asumir más responsabilidades" o "quiero ganar más experiencia".
      En el caso de que los motivos tienen más que ver con una reducción de plantillas y despidos, puedes explicarlo. "A pesar de mi buena labor tuvieron que prescindir de mi". Cada vez se valora más la flexibilidad y adaptabilidad, con lo que no debes avergonzarte si te han despedido.
      A nadie se le escapa que uno de los motivos que se suele esconder tras un cambio de empleo es ganar más dinero. De momento no menciones el tema, ya llegará el momento de hablar del sueldo. Finalmente, si otra de las razones es la cercanía a tu lugar de residencia, mejor óbvialo, ya que indica que sólo estás interesado en la ubicación de la compañía y no en su filosofía.
    • ¿Qué tal la relación con tus superiores anteriores?
      Hablar mal de ellos aunque fuera cierto lo que digas podrá ser utilizado en contra tuya. Sé positivo y no uses la ironía. El entrevistador juzgará que la relación con los nuevos superiores será similar a la mantenida en el pasado.
    • ¿Qué funciones desempeñabas? ¿Qué aprendiste durante tus trabajos anteriores?
    • ¿Cuál de tus trabajos previos te ha gustado más/menos? ¿Por qué?
    • ¿Cómo te llevabas con tus compañeros, con tus subordinados?
    • ¿Cómo te ven tus subordinados?
    • ¿Cuál fue la situación más desagradable en que te viste? ¿Cómo le hiciste frente?
    • ¿Cuáles son los problemas que has resuelto en tu actual empleo?
    • ¿Cuáles son las decisiones más difíciles que has debido tomar?
    • ¿Qué datos utilizas para tomar una decisión importante?
    • ¿En qué casos has sido criticado por tus decisiones?
    • ¿Cómo has intervenido en el éxito de tu empresa?
    • Descríbeme situaciones en las cuales tu juicio u opinión han demostrado ser los correctos.
    • ¿Cómo describirías el impacto que vas a dejar en tu ex-empresa?
    • ¿Cuáles son los logros profesionales de los que te consideras más satisfecho?
  • Preguntas relativas a la empresa y el puesto ofertado
    • ¿Por qué quieres trabajar aquí? ¿Qué es lo que más te atrae del puesto al que optas?
      No digas que buscas cualquier cosa en cualquier sitio porque acabarás con tus posibilidades.
      Haz referencia al sector, y luego a la empresa destacando algún dato importante, su situación estratégica respecto a sus competidores, sus valores corporativos, sus proyectos, productos... Verán que conoces la empresa y dejarás bien clara tu iniciativa e interés por el puesto.
      Recuerda, no estás buscando trabajo, estás buscando trabajar en esa empresa en ese puesto.
    • ¿Trabajarías los fines de semana?
      Es conveniente mostrar disponibilidad. "En principio no tendría inconveniente".

  • Preguntas sobre tu valoración y adecuación al puesto
    • ¿Cuáles son tus puntos fuertes/débiles? ¿Podrías indicar tres virtudes y tres defectos que tengas?
      Es una pregunta abierta en la que una vez que ya se ha hecho una idea de nosotros el entrevistador, quiere valorar si sabemos vendernos. Piensa en 2 o 3 puntos que quieras destacar, pues el entrevistador se quedará con un número limitado de ideas sobre ti.
      En cuanto a las virtudes, debes hacer hincapié en aquellas cualidades más adecuadas para el desarrollo del puesto al que optas. Si hay alguna característica importante que aún no haya salido, éste es el momento de nombrarla.
      En cuanto a los defectos hay que destacar aquellos que afecten en menor medida al desempeño del puesto y tus esfuerzos para corregirlos. "Soy un poco despistado, por eso llevo una agenda donde anoto todos mis temas pendientes".
    • ¿Por qué debería contratarte a ti y no a otro candidato? ¿Qué elemento diferencial aportas? ¿Qué te hace mejor que el resto de candidatos?
      Ante este tipo de preguntas no hay que ser demasiado modesto ni especialmente narcisista. Aplica la fórmula de demostrar como tus conocimientos, experiencia y aptitudes encajan con el perfil profesional que se necesita. "Considero que tengo capacidad para abordar con éxito este puesto, además de muchas ganas de intentarlo y demostrar mi valía".
    • ¿Por qué crees que estás preparado para acceder a este puesto?
      Hay que responder con confianza, mostrando motivación por el puesto y la empresa. "Considero que poseo los conocimientos necesarios para desempeñar el puesto de forma eficaz, además de mucha ilusión por poder colaborar en una empresa en crecimiento del sector".
    • ¿Qué esperas de mí como jefe? ¿Qué relaciones piensas debe haber entre un jefe y su colaborador inmediato?
      En estas preguntas hay que reflejar la idea de contar con la ayuda de un jefe que nos permita crecer profesionalmente. "Poder contar con el apoyo y la ayuda necesaria para desarrollar mi puesto de forma eficaz".
    • Explíqueme algo sobre usted.
      Se supone que es una pregunta "rompehielos", para relajar y comenzar la entrevista de trabajo en un ambiente distendido. Como el entrevistador ya tiene tu currículum delante, no hace falta que le expliques cronológicamente tu vida laboral. Responde brevemente, sé afable y destaca esos 2 o 3 puntos claves que hacen de ti el candidato idóneo.
    • Defínete a ti mismo con cinco adjetivos calificativos. Justifícalos.
    • ¿Estarías dispuesto a trasladarte a otra ciudad, a otro país, o a viajar con frecuencia?
    • Si fueras tú el encargado de realizar esta selección y yo fuera el candidato, ¿qué cualidades te gustaría que yo reuniera?
    • ¿Te consideras con capacidades creativas? Pon ejemplos.
    • ¿Cuál es tu papel en el equipo directivo?
    • En las discusiones, ¿cuál es tu papel?
    • ¿Dónde te consideras más eficaz, en las relaciones individuales o con grupos?
    • ¿Cómo prefieres comunicarte? ¿Por qué?
    • ¿Qué debes hacer para mejorar tu capacidad de comunicación?
    • ¿Te pone nervioso hablar en público?
    • ¿Cómo reaccionas ante una presión?
    • ¿Qué consideras más importante: terminar un trabajo en el tiempo establecido o hacerlo bien?
    • ¿Cuál es tu empresa ideal? Descríbela.
  • Preguntas sobre el sueldo
    • ¿A qué sueldo aspiras? ¿Cuáles son tus expectativas económicas?
      No te pongas nervioso al llegar a este punto, es un tema más dentro de una entrevista.
      La mejor manera de abordarla es decir que esperas un sueldo acorde con tu formación, experiencia y responsabilidades. Para ello, lo mejor es informarte sobre el sueldo medio de tu puesto de trabajo.
      También puedes hacer referencia a tus ingresos en el pasado. No te vendas muy barato ni muy caro.
      Si hay que dar cifras, se recomienda moverse en una banda salarial, indicando un valor mínimo y máximo. "En este sector, este tipo de puestos se está pagando entre 30.000 y 36.000 euros brutos al año". El momento de negociar definitivamente esta cuestión llegará al conseguir el empleo.
    Para más información sobre salarios, te recomendamos leer Salario.
  • Preguntas personales
    • ¿Tienes novio/a? ¿Estás casado/a? ¿Tienes intención de quedarte embarazada?
      Es un tema muy espinoso y bastante complicado de tocar. El entrevistador tiene derecho a realizar alguna de estas preguntas, otras en cambio están fuera de lugar.
      Si te sientes cohibido ante alguna de estas preguntas o crees que pueden ser motivo de discriminación, un método diplomático de evitarlas sería decir: "no me acabo de sentir muy cómodo con esta pregunta, pero si para el proceso de selección es importante intentaré responderla".
    • ¿Fumas?
      En caso afirmativo debe valorarse el nivel de dependencia. Si ésta es media, una respuesta podría ser: "Fumo algo, aunque no me supone ninguna dificultad no hacerlo durante la jornada laboral". Si la dependencia es mayor: "Sí, pero soy capaz de pasar períodos de tiempo sin fumar y estoy dispuesto a recuperar los minutos invertidos".
    • ¿Cuál es tu proyecto de futuro a tres o cinco años vista? ¿Cómo te gustaría verte dentro de 5 o 10 años?
      A las empresas les gusta saber que sus empleados tienen claras sus metas y son personas estables. No obstante, intenta no ser demasiado concreto y cíñete a tus aspiraciones en sentido genérico. Por ejemplo, explica que esperas tener un trabajo que sea un reto continuo y permita desarrollarte profesionalmente y personalmente.
    • ¿Qué haces en tu tiempo libre? ¿Cuáles son tus aficiones favoritas? ¿Qué otros intereses tienes al margen de tu profesión?
      Siempre que sea posible, intenta vincular alguna de tus aficiones con el trabajo ofrecido. No sería lógico que una de las aficiones de un diseñador no fuera el grafismo.
    • ¿Cómo describirías tu personalidad?
    • ¿Cuál es último libro que has leído? ¿Qué te pareció?
  • Otras posibles preguntas para directivos y mandos intermedios
    • Descríbeme tu estilo directivo.
    • ¿Qué ventajas e inconvenientes ves en tu forma de dirigir?
    • ¿Cómo motivas a las personas?
    • ¿Cuáles son las características de un buen líder en el campo profesional?
    • ¿Qué buscas cuando contratas a una persona?
    • Explícame una situación en la cual has tenido que despedir a uno de tus colaboradores.
    • ¿Tus colaboradores piensan que les apoyas en su carrera profesional? ¿Por qué?
    • ¿Qué métodos utilizas para crear armonía en tu grupo de trabajo?
    • ¿Cómo determinas la capacidad de un subordinado?
    • ¿Qué tipo de colaboradores prefieres? ¿Por qué?
    • ¿Cómo es tu jornada tipo?
    • ¿Cómo estableces tus prioridades?
    • ¿Qué es lo que te resulta más difícil delegar?
    • Describe cómo organizas y planificas tus actividades.
    • ¿Te consideras como un líder o como un seguidor? ¿Por qué?
  • ¿Tienes alguna duda o pregunta?
    Muy a menudo es la última pregunta que plantea el entrevistador. A continuación te guiamos con las preguntas que debes o puedes formular.
    Fuente: donempleo.com

La autocandidatura


Se trata de un método de búsqueda muy eficaz, pero también muy agotador, ya que requiere interés por tu parte y a veces esfuerzo físico, al tener que ir a los lugares que te interesen.
Existen tres formas de autocandidatura:


- AUTOCANDIDATURA POR CORREO: Se trata de que envíes tu CV junto con la carta de Autocandidatura o presentación bien por correo, fax o por e-mail.

- AUTOCANDIDATURA PRESENCIAL: Suele ser un método muy efectivo para las categorías de titulación media o básica. El objetivo de este método es ir a las empresas que te interesan, aunque no hayas concertado una cita o no exista oferta de empleo.
Te vestirás de forma adecuada llevando contigo tu CV. Debes intentar pasar el filtro de las secretarias o responsables de seguridad, preguntando con mucha decisión. Si no consigues hablar con el responsable dejarás el currículum e intentarás conseguir el número de teléfono para llamar dentro de algunos días para saber si ha llegado.

- AUTOCANDIDATURA POR TELÉFONO: llama a la empresa y pide que te pongan con alguna persona encargada de personal.
Tanto si hablas con ella como si no, debes presentarte narrando brevemente tu currículum y preguntando a que dirección puedes enviarlo o si puedes reunirte con ella para ampliarlo.
Pasados unos días vuelve a llamar para preguntar si ha llegado el currículum o si estaría interesada en conocerte

Franquicias como alternativa al desempleo. Consejos


Emprender una aventura empresarial es un poco menos arriesgado si, en lugar de poner en marcha una firma de la nada se opta por la franquicia. Está demostrado que aún en situaciones económicas delicadas esta forma de emprendimiento crece: al año se crean más de 3.000 nuevas unidades.
A pesar de la aparente sensación de seguridad que infunde este tipo de emprendimiento, hay que tener muy claro qué se quiere montar, conocer las peculiaridades del sistema de franquicia, valorar las ventajas e inconvenientes y un largo etcétera que la consultora Tormo & Asociados ha resumido en quince puntos:
1)Conocer con claridad las peculiaridades del sistema de franquicia. Lanzarse a poner una marcha una marca sin saber cómo funciona este método es más que osado. Antes de nada hay que valorar la situación actual del sector, la normativa aplicable, los derechos que esta norma otorga a los franquiciados, las obligaciones que supone la firma del contrato, los diversos sectores de actividad que ahora emplean este sistema en España, es decir, un análisis pormenorizado de la situación y los trámites burocráticos por los que debe pasar cualquier franquiciado.
2) Encontrar la información. El mercado ofrece una amplia variedad de guías y directorios de franquicias; revistas especializadas; páginas web dedicadas al mundo de la franquicia; ferias; seminarios y presentaciones específicas; múltiples secciones dedicadas a la franquicia en la prensa general y económica; blogs y redes sociales, según Tormo & Asociados.
3) Valorar las ventajas y desventajas. La fórmula de la franquicia no sólo permite ser propietario de un negocio acreditado, sino que también reduce los riesgos que existen cuando se pone en marcha una nueva compañía, se obtiene experiencia, formación inicial y asistencia continuada, el franquiciador se hace cargo del márketing y de la publicidad, economías de escala, cobertura asistencial y reconocimiento de marca. No obstante, también existen inconvenientes a tener en cuenta: el pago de los derechos de entrada y royalties, el hecho de no ser el propietario de la marca hace que las principales decisiones las tome el franquiciador, al igual que las normas y directrices que también están impuestas, el margen de actuación es limitado, como también lo es la venta o el traspaso del negocio.
4) Autoanálisis. Es importantísimo realizar un estudio pormenorizado de uno mismo. El emprendedor debe preguntarse cuáles son sus circunstancias y características personales, aptitudes profesionales, situación económica, etc. Es fundamental, recuerda la consultora, contar con el respaldo de la familia, pues se va a abordar una inversión económica.
5) Obtener información transparente y veraz de las marcas de su interés. Una de las claves del éxito es conocer en profundidad las características intrínsecas del concepto de negocio, de su mercado, de la estructura directiva de la central franquiciadora, de los aspectos contractuales y de los condicionamientos y previsiones de carácter económico.
6) Documentación a solicitar. Para contar con toda la documentación necesaria, el franquiciado deberá solicitar a la central franquiciadora: Dossier informativo, con las características de la franquicia; contrato de franquicia y precontrato, si lo hubiera; relación de establecimientos abiertos; información económica y, en especial, la inversión inicial propuesta, una cuenta tipo explotación, el plan previsional de explotación para, al menos, los tres últimos ejercicios que incluya un estado de tesorería y periodo estimado para la amortización de las inversiones; relación de servicios y actividades de formación; estructura y organigrama de la central; obligaciones financieras del franquiciado y apoyos de márketing y calendario de acciones publicitarias.
7) Información que debe obtener del franquiciador. Tormo & Asociados aconseja pedir al franquiciador los datos identificativos de la empresa, la descripción del sector de actividad del negocio, contenido y características de la franquicia, estructura y extensión de la red y elementos esenciales del acuerdo.
8) Estudiar la información. Contar con toda la documentación e información necesaria no vale para nada si el franquiciado en potencia no dedica un tiempo a estudiarla con detenimiento.
9) Contrastar la información con otros franquiciados. Para asegurarse de que su elección es la adecuada.
10) El éxito depende de las marcas. Aunque hay sectores que generan importantes expectativas y otros que se consideran refugio, la consultora aconseja analizar una a una y en profundidad cada marca que se le ofrezca, “pues encontrará grandes diferencias entre empresas en un mismo sector”.
11) Inversión, financiación y fondo de maniobra. Hay que ser previsor, sobre todo cuando esta aventura lleva aparejada una primera inversión importante. Como mínimo “debe disponer del 30% de la inversión en recursos propios”.
12) El contrato. Tormo & Asociados recomienda que la revisión se realice por parte de un profesional especializado en franquicia, con anterioridad a la firma para evitar desagradables sorpresas en el futuro.
13) Información detallada sobre la planta de formación. Es deseable que la formación inicial conste de tres etapas: Formación teórica, para conocer los aspectos relativos al negocio y al sistema de franquicia; formación práctica, para la aplicación de los conocimientos adquiridos en la parte inicial y asistencia técnica y comercial.
14) Consejos prácticos. La consultora también incluye una serie de aspectos obligados que hay que considerar: No hay que dejarse llevar por la primera impresión; ni dejarse cegar por las marcas; hay que tener cuidado con los sectores de moda; se debe disponer, como mínimo, de un 30% en recursos propios sobre la inversión inicial; hay que consultar con otros franquiciados; analizar las características del negocio y del mercado, y obtener asesoramiento externo.
15) Informarse sobre la nueva ley del emprendedor.