Curriculum Vitae poco sincero o real

Se dice que la necesidad agudiza el ingenio, y en épocas de crisis mucho más. Lo cierto es que, se trate de ingenio o de picaresca, el deseo de acceder a un puesto de trabajo hace que cada vez sean más los candidatos que cometen un error que a la larga les puede salir muy caro: mentir más de la cuenta en su currículum. ¿Hasta qué punto esto es aceptado o tolerado por los responsables de selección? Para ellos, algunas "mentirijillas" pueden incluso llegar a ser aceptables y están dispuestos a hacer la vista gorda ante ellas. Pero sólo en el caso de que los "adornos" no distorsionen de forma sustancial la cualidad real de los aspirantes y su auténtica valía profesional. Otra cosa, muy diferente, es cuando estas mentiras son exageradas y buscan ofrecer un retrato del candidato que no concuerda con la realidad. En estos casos, lo más habitual es que el seleccionador detecte la mentira y acabe por rechazar al candidato.


Según los datos del último estudio realizado por la consultora CareerBuilder, en España sólo un 16% de los empleados reconoce haber mentido en su currículum, mientras que el 72% de las empresas encuestadas asegura haber descubierto mentiras en las cartas de presentación de los candidatos. No en vano, los responsables de la selección de personal son profesionales que a diario analizan decenas de currículum y realizan semanalmente una gran cantidad de entrevistas con candidatos, y conocen a la perfección los adornos o mentiras más habituales. ¿Cuáles son?
  • Estudios no realizados. Dos de cada diez españoles han declarado que han falseado su nivel de estudios en su currículum. Se pretende con ello ganar puntos ante el seleccionador. Es una de las mentiras más fáciles de detectar, porque lo normal es que se soliciten los diplomas y certificados que correspondan a la formación declarada. Una de las más frecuentes es asegurar ser un experto en un determinado programa informático sin serlo. Se trata de un grave error ya que se quedará en evidencia al comenzar a trabajar y tener que manejar dicho programa.
  • Mentir en el dominio de idiomas. También es habitual indicar que se tienen conocimientos de idiomas que en realidad se desconocen. O bien poseer un nivel más elevado del que se tiene. En este caso, es inútil indicar tener más nivel del real, pues lo habitual es que, para chequearlo, el entrevistador se dirija al candidato hablando en el idioma que dice conocer. Además, hay que tener en cuenta que muchas empresas suelen hacer pruebas de nivel para verificar dichos conocimientos.
  • Exagerar las funciones anteriores. El 43% de los españoles añade en su currículum vítae más responsabilidades de las que ha asumido en sus anteriores empleos. Un ejemplo: alguien que ha trabajado como vendedor, pero que asegura haber sido responsable de equipo o director comercial de una determinada empresa. En este sentido, hay quien exagera también los años de experiencia ejercidos en una determinada función. Un ejemplo de ello puede ser asegurar que se ha trabajado en una empresa durante varios años cuando en realidad sólo fueron 15 días.
  • Empresas en las que nunca se ha trabajado. Un 18% de candidatos miente acerca de las empresas para las que ha trabajado. Según el estudio de CareerBuilder, se han dado casos de candidatos que han mentido diciendo haber trabajado en una determinada empresa sin saber que quien le entrevistaba fue director de la misma. También, con el fin de engordar el currículum, hay quien declara haber trabajado en empresas que no existen. Son más difíciles de detectar las mentiras cuando las empresas en las que se dice haber trabajado han desaparecido.

Consejos para realizar un test psicotécnico

Cualquier demandante de empleo da saltos de alegría cuando le llaman al teléfono móvil y le citan con la empresa en la que ha dejado su currículo. Pero esta alegría desaparece en apenas un segundo cuando sabe que tendrá que enfrentarse a un test psicotécnico, una prueba muy común en cualquier proceso de selección.

Para evitar afrontar con miedo e inseguridad este tipo de pruebas, el Centro de Estudios Financieros CEF ha publicado un decálogo con consejos para saber cómo enfrentarse a un test psicotécnico, ya sea en un proceso de selección o en una oposición. El responsable de estos consejos, Ángel Fernández Muñoz, es profesor de Recursos Humanos en CEF y autor de “Test Psicotécnicos”, libro que va por su sexta edición.

Tal y como explica el experto, “muchos buenos perfiles quedan descartados en las fases iniciales del proceso por no superar los temidos psicotécnicos, a menudo porque incurren en errores que serían fácilmente evitables con un poco de preparación y siguiendo una serie sencillas de pautas”.

Confianza en uno mismo

Para afrontar estas pruebas, Fernández Muñoz aconseja, en primer lugar, ser ambicioso. No hay que olvidar que en el fondo estamos compitiendo con otros candidatos. Hay que ir a conseguir el máximo resultado aunque sepamos que nuestro currículo es brillante.

En segundo lugar, aconseja practicar. Eliminar el factor sorpresa es fundamental y, para ello, lo mejor es practicar los test con la ayuda de diversos ejercicios que están en el mercado. Con la práctica, asegura, los resultados pueden mejorar en torno a un 30%.

El autor también aconseja confiar en uno mismo. La autoconfianza y la autoeficacia van de la mano. No hay que acudir con pensamientos negativos ni sentirse descartado antes de empezar. Lo mejor será controlar los nervios y autoconvencerse de que puede superar el test.

Y, como en cualquier proceso de selección, independientemente del tipo de prueba que nos espere, lo mejor será acudir descansado y relajado. Prohibido el alcohol, el café o la toma de medicamentos antes de hacer el test.

Fernández Muñoz recuerda la importancia de leer y escuchar con atención todas las instrucciones que preceden a cada test para entenderlas correctamente y no cometer ningún error por despiste. Antes de comenzar a responder, es necesario saber qué hay que hacer y prestar mucha atención si hay que contestar sobre una hoja de lectura óptica, ya que es fácil confundirse.

Mejor poco y bien

Pero antes de ponernos a contestar como locos, es aconsejable echar un vistazo general a la prueba. Así nos haremos una idea aproximada de su extensión, contenido y dificultad, lo que nos ayudará a distribuir correctamente el tiempo del que disponemos y acomodar la velocidad de respuesta en función del mismo.

El autor también recomienda trabajar sin interrupciones ni distracciones. Los test de aptitudes tienen un tiempo limitado de realización: hay que comenzar a trabajar cuando nos den la señal y sin perder tiempo. En el caso de que este se cumpla y no nos haya dado tiempo a responder a todas las preguntas, no es motivo de preocupación, ya que los tests están preparados para que sólo un 3% de los candidatos pueda responder a todas las cuestiones.

Si una respuesta se resiste, lo mejor será dejarla. Todas las respuestas tienen el mismo valor e intentar conseguir un punto puede hacernos perder varios. Si al final del ejercicio nos sobra tiempo, podemos intentar resolver las cuestiones que había dejado sin responder.

Cuidado con los fallos. Fernández Muñoz asegura que habitualmente los errores descuentan. Generalmente, cada acierto suma un punto, y cada error resta 0,33 puntos. Por lo tanto, es preferible dejar una pregunta sin responder que responderla al azar.

Por último, debemos ser sinceros en los cuestionarios de personalidad. Estos suelen llevar incorporada una escala de sinceridad y es lo primero que el examinador leerá. Si no llegamos a cierto nivel, no seguirán leyendo el resto de respuestas, ya que considerarán que no hemos sido sinceros y que, por tanto, nuestros resultados no son válidos./Vía: aprendemas.com

Facebook o Twitter, una herramienta para la búsqueda de empleo


En la situación actual, con casi cinco millones de desempleados y ante la previsión de que esta cifra siga creciendo en 2012 con el recrudecimiento de la crisis, bien está saber que tanto si uno es parado de larga duración o no,Internet se ha convertido en una plataforma de presentación para dar a conocer el potencial del trabajador y presentarse como una persona emprendedora. Los perfiles en las redes sociales son una seña de identidad que valoran los departamentos de recursos humanos de las empresas. Es sinónimo de que al otro lado de un curriculum on line no hay una persona sentada en casa esperando a que la llamen para obtener un puesto de trabajo, porque los patrones han cambiado y hacer cola en las oficinas del INEM o esperar una llamada ya no es la solución.

La red Viadeo constata que en pocos años las herramientas para la búsqueda de trabajo han cambiado: el 51% de los españoles usa la web 2.0 para encontrar un empleo y lo hace destacando qué es lo que quiere y a qué empresas desea postularse,porque si en un aspecto Internet nos ayuda es precisamente en que permite crear nichos con los curriculos cada vez más especializados según los perfiles que buscan las empresas. Es una ventaja para ellas porque ahorran en costes de rastreos y también para los candidatos que exhiben  en las redes su grado de especialización para determinados puestos. Algunos incluso diseñan y editan su currículo audiovisual, por ejemplo, en un perfil de Youtube. Además, las redes sociales permiten crear grupos de profesionales y generar un contacto entre aquellos que ofertan y demandan.

Del total del 51% de españoles que hace uso del 2.0 para buscar empleo, el 31% tiene un perfil en una red profesional y el 10% ya ha encontrado trabajo gracias a esa red de contactos virtuales que se va creando y que se retroalimenta. Es una relación causa-efecto que tiende a incrementarse en los próximos años y que desterrará las antiguas herramientas de búsqueda de empleo ya obsoletas.

Pero, cabe destacar que entre todos los sitios con que cuentan los candidatos, algo está cambiando en las redes sociales como Facebook o Twitter. En su origen muchos de los que abrieron sus perfiles lo hicieron para mantener el contacto con sus amistades y hacer uso de estas plataformas a modo de foro entre amigos y para compartir experiencias, fotografías, recuerdos, etc. En otras palabras, hacer más pública su vida privada. Pero lo que en un principio era pulsar un "me gusta" para hacerse fan de decenas y centenares de páginas en Facebook, que bien podrían ser Trending Topics en el Twitter, ha pasado a reconvertir la mayor red social del planeta en una carta de presentación a las empresas. Un buen número de usuarios, parados o no, organizan y cuidan sus perfiles y los presentan con un carácter mucho más profesional, como lo harían, por ejemplo, en Linkedin, porque los reclutadores de las empresas rastrean el Facebook en busca de ese candidato perfecto. El ocio ha pasado a un segundo plano para dar paso en la red social a la búsqueda de empleo, también para quienes están en activo. De hecho, el 89% de los reclutadores en EEUU hace ya uso de las redes sociales para crear sus equipos de empresa.

En el Twitter ha venido sucediendo algo similar. La reputación online que tengamos es muy importante y esencial para encontrar un trabajo. Seguir o no seguir determinados perfiles ha servido para posicionarse en pocos carácteres a modo de carta presentación profesionalizada en la que buscamos y seleccionamos a quienes seguimos y quienes queremos que nos sigan. El objetivo último es destacar lo que somos y lo que buscamos: hacer de nuestro Twitter un curriculum online constantemente en movimiento con la ventaja de que si hacemos un uso correcto de esta red social es probable que entremos en contacto con el círculo de empresas que nos interesan y con perfiles personales que puedan fijar su atención en nuestro perfil. Las empresas ya lo están haciendo tanto o más que como ha empezado a suceder con el Facebook.

En ambos casos también funciona en otro sentido: cada vez mayor número de usuarios publican de forma altruista ofertas de empleo para quien  puede estar interesado. En base a ello, si con nuestro perfil tejemos una lista de contactos lo más cercano posible a nuestro ámbito profesional, es muy posible que estemos ayudando a candidatos y a empresas a recrutar a potenciales trabajadores.

Sin embargo, una de las últimas grandes apuestas, e iniciativa cien por cien española, esla web JobandTalent, que recientemente ha sido reconocida con el Premio Joven Empresa Innovadora 2011, que concede la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento. Esta apuesta madrileña se ha erigido como uno de los referentes en web 2.0 de reclutamiento. ¿Cómo funciona? Es sencillo. Los candidatos se dan de alta con su perfil de Facebook, así como pueden importar sus currículos desde la red Linkedin. Al ejecutarse la inscripción, el candidato se hace visible a las empresas con las que desea contactar y solo ellas pueden acceder a visualizar su candidatura, es decir, su currículum vitae. Cuando las empresas publican los procesos de selección entra en juego JobandTalent recomendando los candidatos que mejor se adaptan a los requerimientos de cada una de las empresas. A partir de ahí se inicia el contacto entre empresa y candidato.  En este caso, el intermediario, JobandTalent, recomienda aquellos perfiles que más se ajustan a las necesidades de cada puesto de trabajo que se oferta, pero todo se realiza a través de plataformas 2.0. Esta empresa se ha convertido en líder para el reclutamiento en posiciones cualificadas.

Internet está empezando a construir en cada persona una marca profesional, única y propia de cada candidato. Las empresas recomiendan en este sentido que las personas que se decantan por la búsqueda de empleo online deben mantener un perfil proactivo y establecer una red de contactos con empresas y particulares afines a sus búsquedas. En otras palabras, la web 2.0 busca la sinergia entre el candidato y el reclutador y de ahí también la necesidad de crear redes que vayan creciendo conforme a nuestros intereses profesionales .

Las empresas recomiendan no desesperar. La opción 2.0 está en plena efervescencia y no es la panácea contra el paro, el principal problema en nuestro país, pero sí es una solución a medio o largo plazo, perserverando, haciendo un esfuerzo y teniendo paciencia. /Vía: Noticias Madrid2

y ahora, ¿dónde enviar tu currículum?

 Has creado o actualizado tu CV y dispones de algunos ejemplos de cartas de presentación pero, ¿dónde empezar a buscar trabajo? 

En los últimos años, Internet se ha consolidado como la principal vía de acceso al empleo para los universitarios (portales de empleo, redes profesionales, webs de empresa, etc.), seguida por los contactos personales.
Según afirman diversos estudios, los portales de empleo y las webs corporativas, junto con iniciativas pioneras como la Feria Virtual de empleo de Universia, permitieron encontrar trabajo a más de un tercio de los titulados que se incorporaron al mercado laboral el pasado año.
Además, La Red ofrece numerosas posibilidades a los internautas para dar a conocer gratuitamente sus conocimientos y competencias o para crear una red de contactos profesionales casi ilimitada.
Los  Centros de Orientación e Información de Empleo (COIE) de las Universidades, en tercer lugar, siguen teniendo un peso muy importante en el acceso de los titulados al mercado laboral, a través de su Bolsa de empleo y del Foro de Empleo.
Las empresas, por su parte, han multiplicado en los últimos años las iniciativas dirigidas al público universitario con el objetivo de darse a conocer y de detectar  talento que nutra en un futuro su cantera de jóvenes profesionales: organización de competiciones de estrategia y premios de investigación, patrocinio de actividades formativas o deportivas, …  
Otras opciones posibles, aunque de efectividad aleatoria, son las candidaturas espontáneas por correo o e-mail, la respuesta a ofertas de trabajo en prensa o en portales de empleo u ofertas del INEM. (Fuente Universia)

Cómo conseguir un empleo con futuro

Encontramos en la red un libro muy interesante e ilustrativo sobre cómo conseguir un empleo rentable y con futuro.

El contenido de este libro lo podemos resumir de la forma siguiente:

¿Estás desempleado y quieres un empleo con futuro? ¿Cuáles son exactamente esos trabajos de futuro? En esta obra se localizan 174 tipos de empleos distribuidos en 41 sectores pertenecientes a los cinco grandes sectores o áreas de la actividad económica. Por tanto este libro está dirigido a todos los que buscan trabajo por cuenta ajena, aspiran a uno mejor del que ya poseen o tienen deseos emprendedores que los inclinan a montar su propia empresa. De este modo, su título no expresa sólo un deseo sino una realidad: Cómo conseguir un empleo con futuro entre el amplio abanico de los que el texto pone a tu disposición. Además responde a estas cuestiones que flotan en el aire: ¿cuáles son esos empleos con futuro?, ¿estamos preparados para alguno de estos empleos?, ¿tenemos la cualificación necesaria?, ¿cómo y dónde podemos conseguirla? A todas esas interrogantes encontrarás respuesta en Cómo conseguir un empleo con futuro.



PVP: 16 € En formato papel
PVP: 11,20 € En formato digital o ebook

En 2012 tendremos un nuevo modelo de oficina de empleo


Toledo. El Plan de Medidas de Apoyo a Emprendedores, racionalización administrativa e implementación de la administración electrónica establece que a lo largo de 2012 y 2013 se pondrá en marcha el nuevo modelo de oficinas de empleo.
Así figura en el citado plan, aprobado por el Consejo de Gobierno y que ayer se publicó en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, donde se explica que el nuevo modelo de oficina de empleo permitirá superar la ineficacia del actual y dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos y de los miles de desempleados que tiene la Comunidad autónoma.
Las oficinas de empleo funcionarán como agencias y su objetivo será superar los bajos ratios de intermediación, prestar servicios a las empresas, dinamizar los mercados locales y ayudar en todo momento a los emprendedores.
Se optimizará la participación de los agentes colaboradores y, según el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), las agencias de colocación privadas serán una nueva oportunidad del sistema de empleo y formación para explorar nuevos modelos de gestión y cooperación.
La gestión de las políticas activas de empleo se integrará en el mercado laboral, mediante la formación, el conocimiento del mercado y el nuevo rol dinamizador asumido por el Gobierno regional.

Medidas innovadoras

En la web de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, además, se pondrá en servicio un portal de los emprendedores como punto de información y acceso a los servicios electrónicos.
Asimismo, en el año 2012 se desplegarán acciones piloto innovadoras que permitan «comprobar» y «evaluar» la validez de las propuestas para su despliegue generalizado en los siguientes ejercicios.
Se pondrán en funcionamiento un programa en colaboración con las entidades locales para la detección y apoyo de proyectos de emprendedores juveniles enmarcados en políticas de desarrollo económico local.
También un proyecto en materia de orientación y formación para jóvenes desempleados que permita poner en práctica el cheque-formación a disposición del usuario o demandante de empleo, como instrumento clave para la mejora de la eficiencia, la racionalización y la optimización de los recursos destinados a la formación. Fuente: ABC